martes, 3 de abril de 2012

Orientación y Tutoría Educativa

Desde hace algunas décadas atrás se le viene otorgando a la orientación educativa y a la  tutoría un peso relativamente importante, y digo relativo, porque creo que debería valorarse  mucho más ambas  acciones. Es más frecuente hablar de tutoría que de orientación, y es que en la mayoría de instituciones educativas es a lo que se le da mayor importancia y además se le concede algunos espacios dentro de una distribución horaria.
Considero como necesario referirme a la orientación como el gran marco formativo sobre el cual las instituciones educativas deben trabajar, y valga la redundancia, deben orientar a sus estudiantes. Pensar en la orientación educativa, no se restringe a la educación básica, sino a toda intención formativa que ocurre dentro del espacio educativo en cualquier institución que pretende formar, vale decir que podemos hablar de orientación educativa en la educación regular, especial, superior o alternativa. La orientación educativa debe estar íntimamente vinculada a los fines y valores que cada institución ha definido y que se inscriben en su proyecto educativo institucional (PEI).
Considerando la afirmación anterior, cuando pensamos en la orientación de los estudiantes debemos hacerlo con una mirada integral y desde todos los espacios educativos que se dan y se ofrecen en la escuela y en cualquier institución educativa. Es así entonces, que las declaraciones valorativas que se encuentran en el PEI se hacen concretas en las acciones educativas ejecutadas. La orientación educativa de un centro transversaliza todo lo que ocurre en ella, educativamente hablando. La orientación está presente en el desarrollo curricular de todas sus áreas, en las actividades culturales, deportivas, en el trabajo con las familias, en la comunidad y en la formación continua de sus docentes. Por ello, la orientación educativa no es un espacio especializado, es toda acción educativa, la orientación educativa no es tarea de un solo docente, sino de todos los docentes  y agregaría además de todo el personal que labora en un ambiente educativo. La orientación y formación de los estudiantes nos compromete a todos. Naturalmente, todos  debemos ser concientes y conocedores de las intenciones valorativas de la institución educativa para poder ponerlas en práctica desde todas nuestras ubicaciones.
Por otro lado, la tutoría es un espacio específico que instrumentaliza en parte, las grandes intenciones de la orientación educativa, lleva al terreno directo con el estudiante un conjunto de estrategias que actúan sobre su formación personal, académica y socioemocional. La tutoría tiene objetivos específicos de acuerdo a las edades, grados o ciclos, se especializa en determinados aspectos de la formación del estudiante y posee un tiempo definido sobre la que actúa. La tutoría es asumida por determinados docentes como un encargo y responsabilidad específica. La tutoría entonces, no es responsabilidad de todos los docentes y de todo el personal, sino de algunos docentes escogidos y preparados para ello. No obstante lo valioso que resulta el trabajo tutorial, la formación y orientación no debe  recalar únicamente en esta acción formativa. Creer que las intenciones axiológicas de la institución, pueden ser trabajadas exclusivamente en los  60 o 120 minutos semanales de trabajo tutorial  constituye un error, y que es muy frecuente comprobarlo. De ninguna manera ese tiempo resulta suficiente para generar cambios actitudinales en nuestros estudiantes, se requiere de una acción conjunta a través de los lineamientos que definen la orientación y formación.
Finalmente debo decir, que para pensar en una adecuada formación de los estudiantes en cualquier modalidad o nivel, se requiere entonces, de acciones de orientación educativa, debidamente definida, organizada y transversalizada por todos y en todas las acciones y actividades educativas. Y, además, de un trabajo específico y especializado como es la tutoría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión es siempre importante. Muchas Gracias