domingo, 22 de agosto de 2010

Formación Inicial e Infancia

Mucho se ha discutido sobre la formación inicial de los estudiantes de educación o próximos docentes, posiciones que enfatizan la formación personal  y otras en el desarrollo cognitivo. Ciertamente una adecuada formación en competencias ofrecería teóricamente la solución que tanto vamos buscando, sin embargo, en el terreno hemos logrado contar con programaciones correctamente bien formuladas pero al interior de las aulas la historia sigue siendo casi la misma, seguramente con notables excepciones de algunas instituciones que han manejado el tratamiento pedagógico de la formación inicial con toda seriedad.
Por otro lado, es para mi entender un aspecto en la formación inicial muy trascendente, el relacionado con la toma de contacto con la realidad, con la realidad de la educación peruana, porque al final de todo, me pregunto ¿para qué un estudiante de educación superior elige la carrera de ser docente? Espero no equivocarme, pero imagino que se es maestro porque deseamos ver transformada la realidad educativa de nuestro país, para tener menos niños que no van a la escuela, para lograr que todos los niños y niñas que ingresan a la escuela la concluyan, para que aprendan lo que deban y necesitan, para que cada vez más adolescente tengan acceso a una educación secundaria y la terminen, para que la educación responda a las necesidades de los estudiantes y del país, para que no tengamos más población analfabeta, para ofrecer a nuestras poblaciones índigenas una educación en respuesta a su cultura y que despierte la capacidad de diálogo entre culturas, en fin, para que la educación sea un derecho que se pueda ejercer sin obstáculos y este derecho pueda ser de acceso de todos y todas los peruanos. ¿Será para eso que nuestra juventud desea estudiar educación?
A veces lo dudo. Hace muy poco regresé de un viaje en una de nuestra regiones y tuve la oportunidad de conversar con los estudiantes del último año de un instituto pedagógico, generalmente inicio estas conversaciones haciéndoles algunas preguntas relacionadas a la realidad nacional en materia de educación y también si conocen acerca de algunas políticas educativas nacionales o internacionales. Al concluir con mis preguntas quedé preocupado por la escasa participación y más aún por el poco conocimiento acerca de la realidad educativa regional y nacional.
Algo que me parece fundamental en la formación inicial no solo está relacionado a lo mencionado en el párrafo anterior, sino también con reconocer la importancia de la educación de la infancia. Desde mi punto vista, independientemente de la especialidad o nivel que siga nuestros estudiantes de educación, si desconocen la fundamental importancia de que nuestra infancia tenga acceso a la educación y a una atención integral, pues entonces, también están desconociendo cuál será el futuro educativo de nuestro País. Se requiere de una clara consciencia de ello y un compromiso permanente con la educación de la infancia.
Entonces, la formación inicial debe contar con un modelo y diseño curricular adecuado que integre mediante el empleo de competencias aquellos aspectos relacionados a la formación personal y académica, una formación inicial debe reconocer la vital importancia de la atención y educación de la infancia como plataforma del futuro educativo del país,  agregaría además, que nada de ello cobrará real sentido, si el currículo no ofrece la oportunidad de tomar contacto directo con la realidad, develarla, analizarla  y transformar la realidad.
¿Por qué y para qué estudiamos educación? La respuesta no se agota en el aula pero si se hace concreta en ella, ¿Tú qué piensas?