sábado, 24 de diciembre de 2011

¿NAVIDAD?

Pensando en ellos, pensando en aquel niño que nació en condiciones de pobreza, cabe preguntarse ¿Qué les depara a todos los niños del mundo que sufren los efectos de una economía sin rostro?
Creo no equivocarme que en el mundo aunque se tenga creencias  distintas a la Cristiana, estas fechas son  un motivo de reflexión profunda, de reconciliación, de búsqueda de paz, de cambio.
Será entonces una excelente oportunidad para que antes de cerrar el año podamos hacer un balance de aquello que aconteció en el presente, de aquello que no hicimos, de lo que quisimos y no pudimos, de lo que no quisimos y terminamos haciendo. La vida es mucho más compleja que la teoría y las fórmulas no siempre resultan efectivas, tal como las proponen aquellos a quienes sí les dio resultados.
Que el eje de nuestra reflexiones sean nuestros niños. Sean estas fechas entonces una muy buena oportunidad para mirar con profunda consciencia, respirar en la sombra, beber agua y levantarse para retornar al camino ya iniciado o emprender otro distinto.
Veamos con optimismo lo que nos toca hacer, con ojos de esperanza, con alegría y con satisfacción en el esfuerzo, en el intento o en la victoria. Tenemos aún mucho trecho por avanzar, en nuestras vidas personales, en nuestras vidas profesionales, que al final son lo mismo.Trabajemos duramente en los cambios que requerimos para atender y educar a nuestra infancia, en hacer más humano este mundo para que ellos y todos podamos vivir en justicia y con justicia social.
Que sean propicios estos días, entonces, para renovarnos y cobrar más fuerzas para continuar en el trabajo o emprenderlo hoy día.
http://www.youtube.com/watch?v=9-wLFgsu67A

martes, 6 de diciembre de 2011

Bullying

Cada vez es mas frecuente escuchar en distintos círculos acerca del "bullying", que según Wikipedia lo define como "El acoso escolar (también conocido como hostigamiento escolar, matonaje escolar o por su término inglés bullying) es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado.
Ante ello  se me ocurre la siguiente pregunta  ¿Por qué suelen ocurrir estas conductas con tanta frecuencia en los ambientes escolares o extramuros?
Ya desde hace varios años atrás, venimos discutiendo al respecto sobre las formas de entenderlo, comprenderlo, abordarlo y de prevenirlo. Además, hoy abunda literatura, movimientos anti bullying, seminarios, páginas web, en fin una movilización en la que se despliegan todos los recursos posibles. Eso está muy bien y no cabe discusión.
Sin embargo, considero que no podemos pasar por alto, responder el por qué ocurren estas conductas violentas, de maltrato y hostigamiento entre escolares generalmente, tratando de mirar más allá del aula y de la escuela misma.
El "bullying" es el efecto que evidenciamos en espacios como el escolar, pero que obedece desde mi punto de vista, a otro problema más complejo y de mayor dimensión: Se trata de la violencia. La violencia no tiene su origen en la escuela, sino en las estructuras y por supuesto en la mente de las personas o en ambas. La violencia afecta, daña los derechos, la libertad, desprecia los derechos más fundamentales como la vida, la dignidad, la salud, la educación, el trabajo y la paz. En suma, desprecia el valor  de la persona y le hace perder toda significación, hace invisible lo humano y convierte los medios en fines.
La escuela, como tantas veces se ha dicho, es la caja de resonancia de la violencia en nuestra sociedad.  El maltrato de un estudiante a otro, no es otra cosa que el reflejo de otros maltratos, mas sutiles, solapados, disimulados que la sociedad, que algunas familias y que otras, el mismo sistema escolar aplica en cada uno de ellos.
¿Qué modelos sociales, de ejercicio del poder,de paternidad y maternidad, de formas de educar y de convivir mostramos  diariamente? ¿Qué modelos y estereotipos proyectamos desde los medios de información y comunicación?
No me cabe duda, que es y será muy  importante trabajar contra todo tipo de maltrato, pero también habrá que trabajar contra todo tipo de exclusión, de indiferencia, de desprecio y desvalorización de la persona, porque allí nace la violencia que resiente y que busca revancha, que busca compensaciones cobradas contra otros, porque allí están las raíces del bullying, y debemos combatirlas si realmente deseamos  hacer una escuela y una sociedad más humana y democrática donde podamos convivir todos sin exclusiones.